habitos-alimenticiosNutrición es el proceso a través del cual el organismo obtiene y es capaz de utilizar los alimentos que son requisitos para el buen funcionamiento del sistema y para mantener una estructura adecuada, en cantidades suficientes. Incluye además la absorción y utilización de estos elementos básico por el organismo. Estar bien nutrido es tener a la disposición de la célula suficiente cantidad de agua, carbohidratos, grasas, proteínas, minerales, celulosa y vitaminas sin llegar al exceso.

Aunque la nutrición incluye el proceso de alimentar el organismo en forma adecuada y equilibrado, es obvio que en la actualidad no cumple con sus funciones naturales.

Mientras hay mayor número de médicos generales y especialistas, equipos más modernos y mejores centros hospitalarios, la salud del pueblo es cada vez más deteriorada.

Sucede así, porque varios factores inciden o determinan la salud. Entre estos podemos identificar los siguientes:

  1. Ignorancia: No educamos al paladar para que aprenda a disfrutar y aceptar aquellos alimentos nutritivos, preventivos y curativos imprescindibles para la salud. Ignoramos que la función principal de la alimentación es la adecuada nutrición, y nos dejamos arrastras ignorantemente por el sabor y por la promoción. Además no sabemos dar el ejemplo a los hijos desde su nacimiento.

Hay también desconocimiento sobre la selección adecuada, balanceo y combinación apropiada de nutrientes en cada comida. La mezcla de diferentes alimentos debe de ser inteligentemente seleccionada.

Según su naturaleza química los alimentos se dividen en acidificantes y alcalinizantes. Alimentos acidificantes son aquellos que luego de su metabolismo dejan residuos ácidos en la sangre como productos de desecho. Incluye todas las carnes, mariscos y sus derivados, pollos, cereales, frijoles, tubérculos, quesos, etc. Todos los alimentos ricos en proteínas tienden a ser acidificantes. Los alimentos alcalinizantes (neutralizantes) por el contrario neutralizan las sustancias nocivas de la sangre y tienen efecto depurativo ayudando a la limpieza, desintoxicando y purificación. Incluye frutas frescas y secas, vegetales frescos preferiblemente crudos, leche, etc. Toda dieta adecuada debe incluir 25% por cientos de alimentos adicificantes y 75%  de alimentos alcalinizantes o neutralizantes.