El ALMA

September 23, 2016

el-almaEs la fuente de la Sabiduría y la plenitud de la vida.

El alma es la parte espiritual de la personalidad. La persona extremadamente ignorante piensa que es el cuerpo físico y que no existe ninguna otra cosa. Ya cuando aparece alguna evolución, el individuo comienza a pensar que posee un alma. Pero cuando hay una purificación del ego, el ser humano realiza que es el alma perfecta, inmutable, independiente y siempre feliz. Es cuando  desaparece todo sufrimiento y dolor. En este punto elevado de evolución el hombre se identifica con el Alma Inmortal eterna e infinita. Ya se ha llegado a la meta.

El alma se va a manifestar en los diferentes instrumentos: Ego, intelecto, mente y cuerpo físico de acuerdo a la purificación de estos y a su capacidad para manifestarle. Por esta razón es muy importante el entrenamiento personal a través del Mantra Yoga Meditación.

El Alma no evoluciona ni se enferma ni se divide. Es auto-existente, inmutable y dicha absoluta. Y el hombre es el alma, por eso el hombre es sabio, perfecto e ilimitado. Comprender esto cuesta miles de años. Por eso el sufrimiento es causado por la ignorancia del hombre que se identifica con el cuerpo físico, en vez de identificarse con el Alma. Ahí está el detalle importante, este error de identificación por falta de pureza del Ego lleva al ser humano a transmigrar de cuerpo en cuerpo a través de la ley de la reencarnación hasta lograr la perfección y llegar al punto clave: la identificación con el Alma.

Todo este proceso es una realización personal en base a la experiencia individual y no se puede lograr a través de la lectura de libros, ni a través de la imaginación, el análisis, la hipnosis o la autosugestión.

Ser feliz significa conocernos a nosotros mismos en lo más profundo de nuestro ser. Es decir, llegar a la esencia de todo que es el alma.

Esta experiencia nos da la Sabiduría. Este es el propósito del Mantra Yoga Meditación: la integración de todos los aspectos de la personalidad individual, pues solo mediante este proceso de purificación, desarrollo e integración se logra la felicidad y se descubre sin lugar a dudas que NACIMOS PARA TRIUNFAR.

Leave a Reply

Your email address will not be published.